Cómo desarrollar hábitos duraderos

9 diciembre 2009

“Los malos hábitos es más fácil romperlos que enmendarlos.” Marco Fabio Quintiliano (39-95) Escritor hispanolatino.


Coincidiendo con el comienzo de El Gachupas hace más de 2 meses, me propuse desarrollar algunos hábitos con fecha límite el fin de año: registrar mis gastos de forma sistemática, levantarme a las 5 de la mañana para trabajar en mis proyectos personales, hacer ejercicio al menos 5 días a la semana, publicar en el blog todos los días de lunes a viernes… Después de 70 días puedo decir que estos hábitos están ya bien consolidados.

Desarrollar nuevos hábitos no es una tarea sencilla, especialmente si tienes que desterrar otros que ya llevan años enquistados en tus rutinas diarias. Pero con un poco de disciplina y las técnicas adecuadas se puede conseguir (yo lo he conseguido). Estoy tan motivado que ya estoy preparando mi lista de “buenos” hábitos para desarrollar el próximo año, que os compartiré en breve. De momento, os dejo los 5 pasos probados que he utilizado hasta ahora para desarrollar mis hábitos, y que espero os sirvan a vosotros también:

1. Busca una motivación real. Cambiar por cambiar no es una buena idea. Si vas a hacer un sacrificio abandonado un “mal” hábito para adquirir otro nuevo, más vale que sea por una buena razón que te mantenga motivado. La mayor parte de las veces que he fracasado en el desarrollo de un hábito ha sido porque en el fondo no estaba convencido del cambio.

Por ejemplo, hay mucha gente que dice que quiere dejar de fumar, pero en realidad disfruta haciéndolo. Si realmente no quieres dejar de fumar, no te engañes a ti mismo. Es mejor que emplees tu tiempo y tus energías en otras cosas que de verdad sí estás dispuesto a conseguir. Quizá en otro momento, con más motivación, puedas afrontar ese cambio.

2. No lo intentes con muchos hábitos al mismo tiempo. La mayoría de expertos en hábitos dicen que debes atacar un hábito cada vez, ya que tu energía se dispersará y no podrás mantenerte enfocado. Yo no estoy totalmente de acuerdo. Es posible atacar más de un hábito al mismo tiempo (yo lo he hecho), aunque bajo ciertas circunstancias: elije hábitos que estén relacionados y trata de combinarlos inteligentemente.

Por ejemplo, yo decidí empezar a levantarme a las 5 am todos los días para hacer ejercicio y desarrollar el blog. Hacer ejercicio me resulta una actividad pesada (digamos que no es mi actividad favorita), así que durante los primeros días decidí levantarme para escribir artículos, algo que me motivaba mucho más. Una vez consolidado el hábito de madrugar cambié el orden de las actividades, y ahora lo primero que hago es irme a caminar 4 kilómetros con mi perro Borja. (Para el que esté interesado, yo escribo por lotes, por lo que no me resulta necesario escribir todos los días; si algún dia tengo una agenda apretada y no tengo tanto tiempo por la mañana, prefiero no escribir y hacer ejercicio; es un ejemplo de “primero hacer lo que debes, no lo que más te gusta”.)

3. Mantente firme al menos durante 60 días. De nuevo, muchos expertos opinan que es suficiente con mantener un hábito durante 30 días para que se consolide. No sé para vosotros, pero yo he comprobado que 30 días no es suficiente en muchos casos. Debes mantener la concentración al menos durante 2 meses para que el hábito eche raíces de verdad. Esta es una de las razones por lo que no es conveniente intentar varios cambios de hábitos al mismo tiempo: si tienes que dividir tu energía y concentración en varios frentes al mismo tiempo, es posible que termines abandonando (salvo que elijas hábitos relacionados, como acabo de explicar).

La verdad es que unos hábitos requieren más tiempo y otros menos. Sólo mediante la experimentación descubrirás tu propio ritmo.

4. Utiliza técnicas de seguimiento y motivación. Hay muchas formas de mantenerte motivado en el camino. Por ejemplo, hace un tiempo hablé del método Seinfeld para adquirir nuevos hábitos para mantenerte concentrado y motivado. También puedes hacer público tu objetivo entre tus amigos y familiares, o escribiendo en un blog; la presión “positiva” obra milagros (saber que los demás están pendientes de tus progresos hará más difícil que abandones el intento). Otra forma de mantenerte motivado es leer todo lo que puedas sobre el hábito que quieres adquirir, o sobre las experiencias de otras personas que ya han intentado y conseguido cambios de hábitos.

En mi caso, he utilizado este blog y publicado algunos artículos relacionados con los hábitos que quería adquirir, como ya sabéis los que me seguís desde el principio. Al mismo tiempo, he estado leyendo todo lo que he podido sobre lo que escriben otros bloggers sobre madrugar, hacer ejercicio, escribir o controlar los gastos. Todo ello me ha ayudado a mantener la motivación durante estos últimos 70 días.

5. Si fallas, vuelve a empezar. Como reza el lema de este blog, “el agua horada la piedra por constancia, no por fuerza”. A veces, desarrollar un hábito requiere de varios intentos. Puede que pensaras que el hábito ya estaba consolidado, te relajaste y… ¡zas! O a lo mejor tu motivación no fue lo suficientemente fuerte. Sea cual sea la razón, el fallo forma parte del proceso de aprendizaje y del desarrollo de hábitos.

Te contaré un secreto: esta no es la primera vez que he intentado ser un madrugador. Lo he intentado varias veces, y siempre, hasta ahora, he terminado abandonando. Después de meditarlo mucho, he llegado a la conclusión de que las veces anteriores había fallado porque no había encontrado la motivación adecuada. Ahora tengo varias buenas razones para madrugar, y no creo que vaya a caerme tan fácilmente como en otras osaciones.

Y tú, ¿has intentado alguna vez cambios de hábitos como estos? ¿Qué otras técnicas te han funcionado? Comparte tu experiencia en un comentario.

Foto por Iwan Beijes

About these ads

5 comentarios to “Cómo desarrollar hábitos duraderos”

  1. sguamanb Says:

    Wow, levantarte a las 5 am todos los días. Eso se me vendría muy difícil.
    Pero siguiendo los consejos de tu post de ser un madrugador y con la ayuda del método Seinfeld estoy tratando de adquirir el hábito de madrugar. Recién llevo 1 semana y media, y solo he avanzado 15 minutos más temprano, pero hasta el momento no he roto la cadena y creo que me estoy acostumbrando, y leyendo este post me llega nueva información para afianzar mucho más el hábito.
    Una duda me asaltó el fin de semana, y es eso, que hago el fin de semana con la “madrugación”(jajaja buen palabro no? jajaja), no se lee por ningún lado nada al respecto, se sigue con la “madrugación” o se usa otra hora un poco más tarde? digo, como para no despertar a todo el mundo que aún quiere seguir durmiendo, como es el caso de mi señora y mi hija de 5 años, que creo no les gustaría despertarse a las 6 de la mañana un sábado o domingo, según creo jejeje.
    ¿Qué me dices tú Gachupas?

    • El Gachupas Says:

      @sguamanb:

      Bueno, en mi opinión deberías mantener un horario lo más regular posible todos los días, independientemente de que sea fin de semana o no. Claro que eso es difícil de hacer en ocasiones. En mi caso particular, yo siempre me despierto a las 5 am, incluso sábados y domingos; a veces me levanto a trabajar con mi ordenador para no molestar a nadie, y otras veces, dependiendo de qué haya hecho el día anterior, me doy media vuelta y disfruto de la cama 1 ó 2 horas más. Eso sí, nunca me despierto totalmente más tarde de las 7 am. No podría aunque quisiera ;-)

      Como ves, en realidad no hay una regla fija, pero si puedes, es mejor que seas regular. Tu biorritmo te lo agradecerá, y te será muchos más fácil mantener la constancia.


  2. [...] Como desarrollar hábitos duraderos: “Desarrollar nuevos hábitos no es una tarea sencilla, especialmente si tienes que desterrar otros que ya llevan años enquistados en tus rutinas diarias. Pero con un poco de disciplina y las técnicas adecuadas se puede conseguir (yo lo he conseguido)”. [El Gachupas] [...]

  3. cricho Says:

    Buenas gachupas.

    A mi me surge una duda…cómo juntas lo de levantarte a las 5am con el resto de cosas que normalmente implica la productividad? quiero decir, te quitas horas de las últimas de la noche para acostarte antes? descansas menos?

    En el fondo lo que me gustaría saber es a que precio sacas esas horas extra para tus proyectos al principio del día.

    Un saludo!

    • El Gachupas Says:

      @cricho:

      En primer lugar, muchas gracias por tu comentario y bienvenido :-D

      No, no le quito horas al sueño, eso sería un suicidio productivo (por no hablar de la salud). Procuro irme a dormir temprano y levantarme temprano. ¿Por qué? Pues porque yo soy más productivo durante las primeras horas del día, y además, si dejara esas cosas para después, casi seguro no las haría.

      Cuando no puedo irme a dormir temprano, me levanto más tarde. Llevo más de 3 meses haciéndolo de forma consistente, y hasta ahora no me ha supuesto ningún problema.

      Supongo que por “precio” te refieres al tiempo familiar. Bueno, tengo la fortuna de tener una mujer a la que también le gustan los hábitos saludables, y eso ayuda mucho. Ella no madruga tanto como yo, pero sí tenemos horarios más o menos sincronizados. Y el fin de semana es casi 100% familiar. Así que no siento que haya pagado ningún precio.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: